Es verdad que los últimos posts son un poco catastrofistas, pero hoy vamos a intentar ver el vaso medio lleno y vamos a dar una serie de consejos sobre supervivencia zombie, en esta ocasión voy a hablar de consejos para despejar un área llena de zombies.

Entendemos por un área llena de zombies cualquier edificio que nos pueda resultar de interés, un centro comercial (yo no iría nunca a un centro comercial), una gasolinera, o cualquier lugar que pueda suponer un buen refugio o una buena fuente de suministros.

Antes de adentrarnos en una tarea como esta tenemos que reflexionar sobre estas 2 preguntas:

  • ¿Merece la pena?, el premio tiene que valer el riesgo.
  • ¿Es alcanzable?, hay que valorar si es algo que esté en nuestras manos, si nos faltan recursos no tiene sentido intentarlo a no ser que sea a la desesperada

Si después de pensarlo decidimos que merece la pena y que es alcanzable sólo nos falta planificar el asalto. (Sí, hay que planificarlo, esto no es ir por la calle ver un almacén de comida y pensar, “Voy a entrar si total, son 3 zombies…”)

La primera parte de la planificación consiste siempre en observar la zona, los zombies no tienen horarios de mayor o menos actividad, pero sí que suelen tener pautas de movimiento, (a no ser que algo les distraiga) En esta fase de observación deberíamos fijarnos en:

  • Cantidad de zombies, aunque sea de forma aproximada, es importante saber a lo que nos enfrentamos.
  • Zonas menos concurridas, hay que aprovechar los sitios con menos tráfico de zombies.
  • Entradas y salidas del lugar, no tener bien localizadas las entradas o salidas puede ocasionar que nos quedemos encerrados en el lugar.
  • Posibles obstáculos, salidas bloqueadas, masas de agua que dificultan nuestra huida, cuellos de botella, callejones…
  • Ventajas que podamos utilizar sobre el terreno, distracciones que podemos utilizar como por ejemplo coches con alarma, cosas que se puedan explotar para atraer a los zombies, (recordad que el ruido suele atraerles)
  • Rutas de huida, importante, antes de entrar hay que saber cómo podemos salir, por si los zombies…

Y una vez hecha esta observación del terreno hay que planificar el asalto, tendremos que crear un mapa del sitio con todo el detalle que podamos, dividirlo en zonas, repartirlas y en resumen organizar la limpieza.

La planificación puede variar tanto como lo pueden hacer las características del sitio que queramos limpiar, y va a depender de nuestro objetivo. Si por ejemplo solamente queremos suministros nos da igual el destrozo que podamos hacer en puertas, paredes y ventanas, pero si por ejemplo queremos asentarnos en ese edificio, cuanto menos rompamos menos tendremos que arreglar después.

Una vez planificado os cuento algunos consejos sobre supervivencia zombie aplicables casi a cualquier asalto:

  • Nunca ir solos, los héroes terminan convirtiéndose en zombies si o sí.
  • Rodéate de gente de confianza.
  • Ir lo mejor armados y protegidos que podáis, (recordad este post sobre las armas que podéis utilizar)
  • Haced el menor ruido posible, esto es opcional si sois muchos y os sobran las balas, aunque siempre es mejor no confiarse.
  • Pactar unas señas para comunicaros, aunque no seáis unos Navy Seals, es recomendable que pactéis algunas señales básicas para comunicaros.
  • No perdáis nunca de vista la ruta de escape.
  • No entréis donde no haga falta entrar, si pasáis por un pasillo con una puerta cerrada y dentro se oyen zombies no entréis.
  • No dejéis puertas abiertas detrás de vosotros, hay que hacer como en los otros, ir cerrando puertas para no encontraros ninguna sorpresa.
  • Llevad algo con lo que podáis marcar las habitaciones o salas como seguras o como peligrosas, o llenas de zombies, si volvéis a ese edificio os vendrá muy bien, pero si vienen otras personas les ayudareis mucho.
  • No vayáis nunca de noche, la luz es vuestra aliada (a no ser que tengáis gafas de visión nocturna,)
  • Marcar un orden de revisión, por ejemplo empezad siempre con las habitaciones de derecha a izquierda o de izquierda a derecha pero siempre igual, así no se os pasará ninguna sin inspeccionar.
  • Cuidado con los ángulos muertos, los zombies pueden estar acechando en cualquier rincón.
  • Nunca os confiéis más de la cuenta.
  • Piénsatelo 2 veces antes de hacerlo.

Básicamente teniendo estos factores en cuenta y con un entrenamiento mínimo, podríamos plantearnos limpiar una zona o edificio de zombies. Ya sé que sobre la marcha no se puede planificar tanto y que a veces la situación es caótica y complicada, pero la improvisación solamente funciona bien en la tele.

Imagen destacada: Pinterest