Normalmente suelo tener una visión pragmática de todo lo que hago y digo, y en el tema zombies voy a seguir siendo fiel a mí mismo, y esta fidelidad me hace preguntarme su realmente ¿tenemos alguna posibilidad de sobrevivir a un apocalipsis zombie?

No es una pregunta de fácil respuesta, existen una gran cantidad de factores a tener en cuenta, algunos fijos y otros variables y las múltiples situaciones que se pueden dar en función de estos factores pueden ser determinantes para nuestra supervivencia.

Aunque factores ambientales, habilidades, o los recursos disponibles, que hemos comentado en otras ocasiones, pueden ser determinantes, hay un punto de vista importante a tener en cuenta. La naturaleza de los zombies.

Hablando de naturaleza desde un punto de vista antropológico, atendiendo a su comportamiento, a sus reacciones, a si podemos prever cómo van a reaccionar, prestando menos atención a la causa de la Pandemia.

Desde un punto de vista de comportamiento tenemos frente a nosotros a un depredador, podríamos decir que el mayor depredador de la tierra después des Ser Humano. No podemos olvidar que un zombie es un paso evolutivo del ser humano, (no sabemos si un paso hacia adelante o hacia atrás, pero un paso al fin y al cabo)…

Como en cualquier otro caso de depredador, su leitmotiv es cazar, pero no cazar cualquier cosa, cazar seres humanos.

Desconocemos si su grado de “depredación” es lo que hace que no tengan límite cuando se proponen algo, para ellos no hay barreras, no hay cansancio, no hay dolor, y eso solamente se consigue estando muy motivados. Esta motivación por parte de los zombies es lo que debería preocuparnos realmente.

Igual de preocupante debería ser que como especie son totalmente gregarios, todos forman parte del grupo, ninguno se distinguen, comparten objetivos, metodología y carecen de ideas propias, trabajan en piña.

Aprovechan la energía de la que disponen, en este sentido me recuerdan a los hurones, cuando no tienen nada que hacer, (jugar, comer, alguien que les haga caso), duermen, en este caso los zombies suelen estar en una especie de letargo hasta que hay algo que les llama la atención. Y cuando ocurre ese “algo” que les llama la atención parece que se activan y vuelven a estar en plena forma.

Como comunidad, están siempre en constante crecimiento, ya que cualquier ser humano que deje de estar vivo pasa a engrosar sus filas, si no tiene la suerte de que lo descuarticen antes.

Hemos visto algunas características del comportamiento de los zombies que comparándolas con el del ser humano nos darán la respuesta a la pregunta que pone título al post.

Su tenacidad en comparación con la del ser humano es una ventaja para los zombies, ya que ellos solo tienen un objetivo y el ser humano tiene que repartir sus recursos entre la supervivencia, el afán de protagonismo, envidias, rencores, malos entendidos, rivalidades absurdas, enfrentarse a otros seres humanos etc.

La individualidad del ser humano que en nuestra sociedad puede ser útil en un escenario de apocalipsis zombie es un problema. En un grupo de supervivientes habrá una opinión por cada miembro, esas opiniones vendrán acompañadas de acciones y esas acciones pueden entorpecer el trabajo del grupo, y volvemos a algo que pasaba en el punto anterior, las envidias, rencores, el ombliguismo de creernos que siempre tenemos la razón, son elementos que nos perjudicarán enormemente.

La hipocresía y mezquindad del ser humano nos hace malgastar muchas energías en acciones no relacionadas directamente con la supervivencia, y tarde o temprano esto pasará factura.

En términos de cantidad tenemos las de perder, mientras su número va creciendo, nosotros, además de estar compitiendo en grupos separados cada vez seremos menos.

Creo que respondiendo a la pregunta, me atrevería a decir que no tenemos ninguna posibilidad de sobrevivir, podemos intentarlo y malvivir hasta que en algún momento algo o alguien acabe con nosotros, y ese momento llegará.

Imagen destacada. Pinterest