Aunque sea algo de primero de supervivencia zombie creo que es necesario hacer un repaso a los tipos de zombies que nos podemos encontrar en un apocalipsis zombie.

Llevo años ideando esta clasificación que básicamente diferencia entre 2 tipos de zombies, los que andan y los que corren, aunque después hay subcategorías de las que hablaré más delante.

Los zombies que andan son los clásicos que conocemos de las primeras películas de zombies, aparentemente son menos peligrosos que los zombies que corren, pero no es así. Es verdad que pueden agobiarnos algo menos, pero los seres humanos tenemos la desventaja de que nos cansamos, y al cansarnos necesitamos refugiarnos para descansar, y este es el problema. Los zombies no se cansan, van lentos pero seguros, su único objetivo es comerte y tienen más tiempo que tú.

Los zombies que corren provienen de versiones más modernas de las películas de zombies, aunque creo que es algo que sólo pasa con el zombie “fresco”, el zombie al que no le ha empezado el rigor mortis, y que aún tiene capacidad para correr.

La peligrosidad de este zombie radica en la velocidad de propagación, cuando el tipo de infección es de zombies que corren, se infecta mucha más gente en menos tiempo, lo que complica la cosa a los que pretendemos sobrevivir.

A su vez estas categorías se dividen en 2 subcategorías, los zombies a los que se puede matar y los zombies a los que no.

No os confiéis, no se puede matar a todos los zombies de un disparo en la cabeza, hay documentos gráficos (El día de los muertos de George Romero la del 85), en el que a los zombies hay que quemarlos, porque cada parte de su cuerpo tiene vida propia. Este es el típico zombie al que si le cortas la mano, la mano sigue moviéndose.

Por otro lado tenemos al que simplemente hace falta pegarle un tiro o cortarle la cabeza, bastante más asequible a la hora de sobrevivir, ¿verdad?

Me gustaría rematar pidiéndoos que no confundáis a los zombies que corren con “las cosas” de películas como 28 días después, ya que, (en mi humilde opinión de experto sobre zombies), estos seres no son zombies, son personas con un virus similar a la rabia, pero que se les puede matar igual que a cualquier hijo de vecino.

En resumen, son todos igual de malos, (desde nuestro punto de vista), y la única diferencia es el tipo de precauciones, cuidados o habilidades que hacen falta en cada uno de los casos.