En uno de mis anteriores post, os hablaba sobre que el invierno es la estación del año que más propicia para sobrevivir a un apocalipsis zombie, sigo pensando lo mismo pero con una excepción: La Navidad.

La navidad causa aglomeraciones de gente, por algún motivo extraño los días de navidad los medios de transporte están saturados, las calles están saturadas, los centros comerciales (huid de los centros comerciales aunque no sea navidad) están saturados, en general TODO está saturado. Esto hace que sobrevivir a un apocalipsis zombie en Navidad sea una tarea casi imposible.

Además de eso imaginad el panorama para los que sobreviváis, (yo estoy gordo y seguramente caiga en la primera oleada) imaginaos como sería un mundo post apocalíptico con los adornos de navidad, ir en verano a por provisiones con el belén de la Plaza Mayor, que la mitad de los Zombies estén disfrazados de Papa Noel, o de Rey Mago, insufrible ¿verdad? Pero imaginad lo peor, estar luchando contra zombies o huyendo de ellos con la canción de Cortilandia de fondo…

Consejos para sobrevivir a un apocalipsis zombie en Navidad

El primero de los consejos sería el universal de no salir, no acercarnos a esas aglomeraciones de gente. Está claro que seguramente tendréis que inventar alguna excusa, no está bien decir que no cenas donde tu suegra por miedo a los zombies, pero seguro que sois creativos.

La mejor forma de no tener que salir es haber hecho las compras de Navidad en verano, o simplemente no hacer regalos. Para esto también vais a necesitar inventar una excusa.

No decores tu casa, deja que sean las de los vecinos las que destaquen y llamen la atención de los zombies.

Por supuesto no pongas villancicos, ya no solo si ocurre un apocalipsis zombie, un poco por respeto a la humanidad 😉

Si no quieres arriesgarte a que te coman viendo Cortilandia, no vayas a Cortilandia.

No utilices el transporte público, esta recomendación no es muy ecológica, pero el calentamiento global no es un problema tan grande comparándolo con un apocalipsis zombie.

No dejes ninguna ventana, puerta o chimenea medio abierta para que entre papa Noel, los Reyes Magos o quien quiera entrar, porque seguro que si entra un zombie no va a ser tan divertido. Para esto lo mejor es decirles a vuestros hijos la verdad lo antes posible, los reyes son los padres y Papá Noel no existe.

Al hilo de lo anterior huid de las cabalgatas de reyes, contadles la verdad lo antes posible a vuestros hijos.

El 28 de diciembre no hagáis bromas relacionadas con zombies, podéis llevaros un tiro en la cabeza por hacer la gracia

No abráis a los niños que pidan el aguinaldo, nunca sabes si hay un niño zombie en el grupo.

En resumen, no salgáis, no vayáis a sitios concurridos, guardad comida y fortificad vuestra casa, me lo agradeceréis 😉

Imagen destacada. Pinterest