Está claro que el culto a lo zombie que viene desarrollando nuestra sociedad en los últimos años está provocando cada vez más contenido audiovisual y experiencias relacionadas con esta temática, entre las que se pueden comics de zombies, series de zombies, atracciones, etc.

Y claro si os gusta el tema pensareis que cuantas más series de zombies o películas de zombies o radio novelas mejor, pero como experto en supervivencia Zombie creo que no podéis estar más equivocados.

Gracias a estos contenidos los zombies forman parte de nuestra vida, y les estamos perdiendo el miedo, no tienen que darnos miedo, pero hay que tenerles respeto y eso cada vez pasa menos.

La series de zombies nos están creando una sensación de confianza y de autosuficiencia que nos va a salir rana cuando ocurra un apocalipsis zombie y nos demos cuenta de cosas tan naturales como por ejemplo.

  • En España no podemos encontrar armas con facilidad
  • Cualquier despiste puede significar el final de tu vida
  • Cuando uno está rodeado de zombies es difícil pensar con claridad
  • Las cosas que explotan en la televisión no lo hacen con tanta facilidad en la vida real
  • Vivir angustiado las 24 horas acaba con los nervios de cualquiera
  • Etc.

Pero además de estas y otras situaciones habituales en una serie de zombies pero no tanto en la vida real, lo peor de todo es que ver sobrevivir semana tras semana  a nuestro protagonista favorito, nos da esperanza, esperanza de que se puede sobrevivir, de que sobrevivir es bueno, esperanza de que es fácil sobrevivir si te rodeas de amigos…

Lamentablemente esto es mentira, sobrevivir va a ser algo muy complicado y no solamente van a sobrevivir los más fuertes, también lo harán los más listos y sobre todo los más malos. Así que hay que dejarse de creerse superiores a un zombie y estar preparad@s y tener siempre en la cabeza la idea de que la esperanza no es lo último que se pierde, la vida es lo último que se pierde.