Hace tiempo hablaba en este post, sobre series de zombies, del problema de la desensibilización. El ver a los zombies como algo habitual, algo cotidiano y sobre todo algo ficticio o imposible.

Este problema se está generalizando hasta el punto de que el ser humano no conoce límites a la hora de crear contenido zombie. Os pongo el ejemplo de esta broma (de mal gusto) que seguro que habéis visto.

Imaginad lo peligroso que puede ser para los bromistas hacer esto con una persona que en lugar de asustarse y llorar, empieza a golpear a los actores, o peor aún saca algún tipo de arma y tenemos un disgusto.

Pero da igual, seguro que les ha hecho mucha gracia y en algún momento la repetirán en el metro de otro país.

Perderle el respeto a los zombies, nos puede ocasionar una serie de problemas con los que no contamos, mirad por ejemplo el siguiente vídeo, por las calles de Madrid de repente aparecen zombies y la gente de la calle ni se inmuta, justo todo lo contrario que en la broma anterior. (Fijaos en la gente que no es zombie)

En la misma línea, si habéis pasado últimamente por la puerta del sol, habréis visto que además de personajes de Disney hay gente disfrazada de zombie y otra “gente” haciéndose fotos con ellos…

Todo esto me lleva a pensar que al final va a resultar que si seguimos por el mismo camino algún día ocurrirá un apocalipsis zombie y la mayoría de la gente pensará que es una broma, no hará nada, y pasará como en el chiste de Pedro y el lobo, (vosotros sois Pedro y los zombies son el lobo)

¿Qué podemos hacer para que esto no pase?

  • Desconfiar de cualquier cosa que parezca un zombie
  • No tomarse a broma el tema
  • Aprender técnicas de supervivencia
  • Participar en eventos relacionados con los zombies, marchas zombies, juegos de rol, etc., pero no con el objetivo de divertirse, con el objetivo de aprender y estar preparado.

Recordad que aunque creéis que esto va a pasar ¿Y si pasa?, hay que estar preparados #porsiloszombies.

Imagen destacada: Pinterest