Si como a mí, el título de este post te parece obvio, no sigas leyendo, si por el contrario resulta que, si en algún momento te muerden y crees que no contarlo, (ocultarlo, mentir, esconderse, etc.) te va a ayudar, es mejor que sigas leyendo y me ayudes a concienciar al mundo de la importancia que tiene no ocultar un mordisco zombie.

Hemos visto demasiadas veces como un zombie muerde a alguien y este alguien, (por no decir este imbécil), lo oculta, se esconde, no se lo dice a nadie, hasta que ZAS, el imbécil se convierte en zombie y se carga a todos sus supuestos amigos.

Es normal que cuando un zombie nos muerde nos entre miedo, nos agobiemos, no sepamos que hacer, pensemos que cuando lo contemos al resto nos vayan a desterrar, o incluso que nos intenten matar, miedos completamente normales pero que nunca deberían llevarnos a la conclusión de que mentir sea la mejor opción.

Es absurdo ocultar el hecho de que nos hayan mordido, ocultarlo no va a evitar el hecho de que ya estamos muertos, de que no tenemos escapatoria y de que en cuestión de horas nos convertiremos en zombies, entonces, si esto no cambia, ¿Por qué ocultarlo?

Antes de pensar en ocultar un mordisco zombie, pensad en esto:

  • Si te muerden no tienes cura.
  • Si te muerden está muerto.
  • Si te muerden más pronto que tarde vas a ser un zombie.
  • Si te muerden estás jodido.
  • Si no lo cuentas, tus compañeros están jodidos….

Ocultarlo solamente va a traer desgracias a la gente con la que estás sobreviviendo, (fijaos que en ningún momento hablo de familia o de seres queridos, si además de ser compañeros de supervivencia hay familiares o seres queridos involucrados, más razón para mí), ocultarlo es un gesto de egoísmo y de cobardía, pero sobre todo de ignorancia, así que, de verdad, si te muerden cuéntalo, no seas imbécil.