Seguro que tod@s habéis leído, compartido o enviado a alguien alguna de esas frases motivacionales que parece que lo pueden curar todo o que nos pueden dar la fuerza que no tenemos o los ánimos que necesitamos, y eso funciona a día de hoy porque la mayoría somos unos papanatas, pero ¿Sirven de algo las frases motivacionales durante un apocalipsis zombie?, vamos a ver algún ejemplo y luego opinamos.

Vamos con la primera:

El camino al éxito es la actitud

A ver, durante un apocalipsis zombie, el único éxito posible es vivir un día más, vale que podemos tener otras mini metas como no perder seres queridos, no perder el refugio, pero al final el último objetivo es ese, vivir un día más, y ¿creéis que de verdad depende de la actitud?, ósea, yo me levanto happy guay, con una actitud cojonuda, dando los buenos días a todo el mundo como si viviera en el país de las piruletas, y de repente se cae la valla del refugio, y zas, se acabaron los arcoíris, y da igual lo que digáis, cuando veáis ese muro caído y que los zombies entran sin remedio, me contáis si aquí la actitud te salva o no…

Vamos con otra:

Y como no sabía que era imposible lo hizo

Esta es buena, porque esta sí que funciona, pero, amigos míos, tengo que daros una mala noticia, funciona para los zombies, que son los que no tienen limitaciones, ni se cansan ni conocen la palabra imposible, tarde o temprano nos veremos en una situación en la que veamos que no hay salida y eso ya anula esta frase y nos hará fracasar, mientras que ellos, (los zombies), parecen que llevan camisetas con esta frase, porque no conocen sus limites.

Otra:

Si puedes soñarlo, puedes hacerlo

Puff, esta es de las de mear y no echar gota, solamente hace falta soñar, soñar con tener más munición, soñar con tener más puntería, soñar con tener menos zombies, soñar con ser más valientes…, paparruchas, lo siento, pero soñar con que las cosas pasen no hace que pasen, y no os hablo solo de un apocalipsis zombie.

La última:

Lo único imposible es aquello que no intentas

Esta también es buena, y puede ser verdad cuando fallar en un intento no tiene como consecuencias un mordisco, perder víveres, perder un refugio, perder seres queridos o incluso perder la vida. Durante un apocalipsis zombie hay que dejarse de tonterías y pensar muy mucho cualquier cosa que se vaya a intentar, porque puede ser lo ultimo que intentemos.

Podemos estar así durante horas, y aunque mis ejemplos son poco aplicables a día de hoy, me gustaría dejaros con la reflexión de que da igual que no estemos en un apocalipsis zombie, estas frases funcionan exactamente lo igual en nuestra vida real, pero vivimos en una sociedad de moñas con la piel fina que necesita que les digan cosas bonitas, palmaditas en la espalda de manera continua y aislarse de la realidad porque no pueden con ella, y así nos va, aunque nos irá peor durante un apocalipsis zombie.