En otras ocasiones hemos hablado de que las primeras horas de un apocalipsis zombie son cruciales para determinar si vamos a sobrevivir o no, o por lo menos si lo vamos a hacer a corto plazo.

Todo lo que vamos a ver en este post depende mucho del tipo de zombies que nos vamos a encontrar, la velocidad de propagación de la infección, donde nos encontremos en ese momento y sobre todo como de preparados estamos.

Con respecto a la velocidad de propagación pueden pasar 2 cosas, la primera que sea todo tan rápido que no tengamos tiempo ni de reaccionar y la segunda que la cosa empiece poco a poco, vayan apareciendo noticias relacionadas en otros países, después en el nuestro y cada vez haya más disturbios y caos en las calles. En este último caso no debemos pecar de ingenuos y hacer como si nunca hubiéramos visto una película o serie de zombies, tenemos que reaccionar rápido y preparar nuestra supervivencia, sobre todo nuestro refugio, empezar a acumular alimentos, salir lo menos posible etc.

Si la cosa va un poco más rápida de lo normal nos puede pillar en nuestra casa o refugio o en la calle, (trabajo, universidad, un bar, etc…), en el primer caso cerrad bien las puertas no hagáis ruido y aguantad todo lo que podáis. El segundo caso es más complejo, nuestro primer impulso es el de volver a casa con nuestros seres queridos pero lamentablemente puede no ser la mejor opción. Imaginad que estáis en una ciudad grande como Madrid, por ejemplo en Plaza de Castilla y vuestra casa está en Villaverde, tenemos que recorrer una distancia de más de 20 km, a pie atravesando un núcleo urbano muy poblado, lo normal es que no acabe bien. Os digo a pie porque usar el transporte público durante un apocalipsis zombie es meterse en una ratonera, ya sabéis que hay que evitar aglomeraciones de gente y en un autobús o vagón de metro con que haya una persona infectada se acabó la fiesta. Olvidaos también de ir en vuestro vehículo, las calles del centro se colapsarán enseguida y la M-30 tampoco tardará mucho más, dejándonos atrapados entre el tráfico y un montón de desconocidos y aquí no tengo claro si es mejor malo conocido que bueno por conocer…

Pensad fríamente en si es mejor recorrer esos 20 km hacia los zombies o huyendo de los zombies, en mi caso tiraría para arriba, intentando llegar a la sierra o a lugares menos poblados, en esta situación intentar volver a casa es un error.

Otro error que podéis cometer es el de intentar ayudar a la gente, (sí, habéis leído bien, creo que es un error arriesgarse por salvar a alguien que no sabes si está infectado o no), os vais a encontrar con situaciones en las que tienes que elegir entre que te muerdan a ti o que muerdan a otro, y aunque no os digo que haya que ser mala persona ni que haya que putear a nadie, lo que sí os digo es que hay que salvar el culo y si nos dedicamos a salvar gente corremos un gran peligro. Aquí que cada uno valore entre su conciencia y su vida, a los que elijáis vuestra conciencia os veré convertidos en zombies.

Ir a salvar a nuestros seres queridos puede ser otro gran error, además de tener que enfrentaros a lo que haya en el camino hasta ellos, no sabes cómo los vas a encontrar, y todo el mundo sabe que una de las peores cosas que pueden pasar durante un apocalipsis zombie es ver a un ser querido convertido en zombie. En este caso es recomendable llamarles y despedirse lo antes posible por lo que pueda pasar.

Hablando de llamar, no cometáis el error de no llamar a quien os apetezca mientras las líneas funcionen, si alguien os dice que hay que evitar saturar las líneas y dejarlas para los servicios de emergencias no hagáis caso. En un apocalipsis zombie ni policía, bomberos, personal sanitario ni el ejército van a poder ayudaros, por algo tan simple como lo que hemos comentado antes, van a intentar salvar a todo el mundo y con qué metan a un infectado en el hospital, cuartel, o refugio estaréis todos acabados.

Aunque hay muchas más recomendaciones o errores a evitar durante el inicio de un apocalipsis zombie quiero acabar con una última recomendación, evitad ir en grupo, al menos durante el principio. Cuando un grupo se forma de una manera tan fortuita solo vas a tener caos, gente asustada, sin recursos ni habilidades y sobre todo más gente de la que preocuparte. Más adelante si hace falta ir en grupo será distinto, te unirás a un grupo de supervivientes con experiencia, pero de primeras no es recomendable.