Pensando en la utilidad de este blog de cara a la supervivencia durante un apocalipsis zombie, he pensado que sería bueno resumir, (bueno, más bien concentrar), todo mi conocimiento sobre este tema en cinco consejos que deberíamos seguir a rajatabla para sobrevivir. Teniendo en cuenta que ningún campo de conocimiento se puede resumir en 5 pasos, esto es simplemente una visión global de 5 de los aspectos más importantes sobre supervivencia, pero como en todo, no son suficientes para sobrevivir, así que empecemos.

No confiar en nadie

Está claro que os puede parecer algo muy radical, pero tened en cuenta que estamos hablando de supervivencia y en este caso es necesario irse a los extremos. Confiar en la gente nos puede ocasionar una serie de problemas que pueden acabar con nuestra vida, es obvio que hay que tener cuidado con los desconocidos, pero yo no me olvidaría de vigilar a los conocidos. Por ejemplo, una situación en la que no es bueno confiar en la gente pueden ser cuando se comportan de forma más extraña de lo normal y les preguntamos “¿Estás bien?”, si nos empiezan a responder de forma evasiva o claramente a la defensiva ¡desconfiad!, es muy probable que esa persona haya recibido un mordisco, arañazo o algo que le contagie y que si te despistas tengas un zombie al lado en poco tiempo. Tened en cuenta que, aunque no queramos sacar a relucir nuestra faceta de supervivientes, las otras personas seguramente lo harán, así que yo recomiendo no fiarse de nadie, pero para gustos colores.

No descuides tu forma física

Es obvio que, aunque no tengas que correr delante de los zombies, posiblemente te enfrentes a días completos andando en busca de refugio y es necesario tener una buena forma física para hacer frente a todas estas horas sin descanso. Además, es posible que no tengáis que correr delante de un zombie, pero sí delante de otro superviviente que no tenga muy buenas intenciones, y aquí, gana la persona que mejor forma física tenga, (o mejores armas).

Nunca creas que estás seguro

Cuando creemos que estamos seguros nos confiamos y bajamos la guardia, lo que ocasiona que no prestemos la misma atención a los detalles o que ocurran descuidos. Es importante tener en cuenta que durante un apocalipsis zombie n descuido puede ser la diferencia entre la vida y la no muerte por lo que, cuanto más seguros pensemos que estamos, más atención hay que prestar.

Aprende a vivir con menos

En todos los sentidos, con menos necesidades, con menos alimento, con menos agua, con menos medicamentos, con menos ocio y en general con menos necesidades. Esto es algo que ahora cuando estamos rodeados de comodidades vemos como algo exagerado y algo absurdo, pero durante un apocalipsis zombie todo empezará a escasear y la gente que mejor se adapte será capaz de sobrevivir más y mejor.

Ten siempre un plan b, un c y un d

Teniendo en cuenta que ningún refugio va a ser siempre un lugar seguro, que las provisiones no son eternas, los posibles problemas de convivencia que puedan surgir con otros supervivientes y todas las emergencias que nos podemos encontrar, es lógico pensar en la necesidad de tener alternativas, de cara a que nuestra realidad se vuelva a derrumbar, por eso es necesario que aprovechéis cualquier oportunidad para localizar un nuevo refugio, tener vías de escape alternativas, armas y provisiones escondidas, etc.

Un consejo de regalo

Esta última recomendación es gratis, si te muerden cuéntalo, es necesario concienciarnos de que al ocultar un mordisco o arañazo cuyo final inevitable es que nos convirtamos en zombies, estamos perjudicando gravemente al resto de supervivientes con los que convivimos, es simplemente una cuestión de responsabilidad, es una putada que nos hayan mordido y que acabemos dando tumbos buscando a alguien a quien hincar el diente, pero no podemos hacer que el resto del grupo acarree con las consecuencias de nuestro mordisco.

En resumen, como os comentaba son indicaciones muy muy básicas, pero que se pueden aplicar a casi cualquier situación, espero que os sirva, pero sobre todo que sobreviváis 😉